La ventaja de ser el primero

En nuestra acción #12MesesEléctricos no podía faltar el Nissan Leaf, el coche eléctrico más vendido en el mundo y también en España. Hace cinco años se lanzó al mercado, lo probamos en 2012 y nos quedó una buena impresión pero, tras probar toda una nueva generación de coches eléctricos ¿Mantendrá sus buenas impresiones?

Red Nissan de Valencia

Para ello la red de concesionarios Nissan en Valencia nos presta una nueva unidad, en esta ocasión en un discreto color gris que contrasta con el atrevido diseño de la carrocería. El Nissan Leaf ha tenido cambios pequeños, pero muy relevantes. La autonomía es ahora de 199 kilómetros, 24 más que antes, gracias a algunas mejoras en el motor y la gestión de la batería. El coche también es más ligero y el maletero es más amplio, al reducir su tamaño una de las piezas que se situaban entre el maletero y los asientos traseros. Por dentro hay un ambiente más de ‘turismo normal’ que de ‘coche ecológico’. Mejores asientos, algo más de espacio y un modo ‘eco’ que se activa mediante un botón en el volante. Los cambios asemejan más el Leaf a un coche del segmento compacto, en el que realmente compite este coche, que a uno ecológico. Y es que los compradores del Leaf actuales lo compran haciendo números, y parecen muy contentos, ya que el nivel de satisfacción supera el 90 por ciento de los clientes, cifra récord en el mercado.

Un compacto muy útil

Diseño aparte, estamos ante un coche del segmento del Volkswagen Golf, con sus cinco plazas, maletero de 370 litros, potencia de 109 CV, que alcanza los 150 por hora y que acelera de 0 a 100 en poco más de 11 segundos. La autonomía real está entre 120 y 150 kilómetros, y tiene una carga convencional en 8 horas, por lo que es recomendable cargarlo cada noche, tenga la batería que tenga.

El coche tiene varios tipos de recarga, la del tipo ‘ChaDeMo’ japonesa que será de muy poco uso en España, y que permite cargar el 80 por ciento de la batería en apenas media hora. Otra por medio de la toma tipo ‘J-1772′, también poco habitual en España, pero que sí podemos instalar en un cargador doméstico, y la convencional con cable Schucko, que permite recargar el coche en cualquier enchufe, aunque al ritmo antes mencionado de 8 horas.

Nada más coger el Leaf nos ponemos en marcha y nos encontramos con un interior similar en su uso a un Qashqai o un Juke, aunque con muchas cosas diferentes, como un cuadro de mandos que refleja la potencia que utilizamos, la reserva de batería y la autonomía, y un cambio automático cuyo mando de uso parece un botón. Rodar con el es fácil y sencillo, así que nos ponemos a ello y pasamos el primer fin de semana en familia, con todo lo que ello implica: sillita infantil, carrito de bebé, todo el utillaje playero y varias citas por la ciudad y alrededores.

Cómodo y competente

En nuestros trayectos el Leaf ese mostró cómodo y competente. Intentamos dejar la batería al mínimo para saber cuántos kilowatios consume su recarga. Al final llegamos a casa con 14 km. Tras la noche cargando, el resultado son 17 kilowatios consumidos, algo más de dos euros para unos 150 kilómetros -ver recuadro con las tarifas-.

De nuevo en marcha desconectamos el botón Eco del volante y nos sentimos como un piloto de Fórmula 1 pulsando el botón del DRS, ya que el coche pega un tirón hacia adelante y se mueve con una alegría que antes no tenía. La verdad es que, a no ser que seamos unos obsesos del ahorro y del consumo, es mejor el modo ‘normal’ que el ‘eco’, ya que el agrado de conducción es constante, dejando el modo ecológico para cuando queramos reservar la batería durante más kilómetros.

¡Desde 15.300 euros!

La contrapartida del Leaf es su precio, ya que tiene una tarifa desde 29.900 euros sin ayudas estatales, pero se convierten en 24.000 si optamos por el alquiler de baterías por 79 euros al mes en lugar de la compra de la misma. Y en ambos casos se restan 5.500 euros si nos acogemos a las ayudas estatales y el Plan PIVE. De hecho la web de Nissan anuncia el Leaf desde 15.300 euros, por lo que vale la pena conocer esta oferta a fondo para plantearnos su compra.

De momento nos gusta, y ahora toca empezar a prestarlo a usuarios potenciales para que conozcan lo bien que se maneja un coche eléctrico. Las próximas semanas veremos el resultado.

Recommended Posts