El híbrido para los atrevidos

La marca de lujo asiática comercializa únicamente modelos híbridos o de mecánica deportiva, y es una de las pocas en el mundo que ha renunciado a los modelos diesel. Eso no impide que su gama sea un éxito de ventas, y junto al CT200h Sport Edition que nos ha acompañado durante las dos primeras semanas de diciembre en la acción #12MesesEléctricos, llega ahora el muy atractivo NX300h, también híbrido, pero con más potencia y en el exitoso formato SUV.

Imagen futurista

Antes de hablar de su mecánica, que por supuesto ahorra en combustible y emisiones gracias a los motores eléctricos, cabe destacar su diseño. El primer SUV compacto de Lexus utiliza una dinámica de línea muy arriesgada, pero que resulta extraordinaria en la calle. Es un coche que llama la atención y que ha rejuvenecido la imagen de la firma. El resultado es que es el público más joven el que más pregunta por el coche, francamente atractivo.

Calidad japonesa

Que por fuera sea especial no significa que Lexus no haya puesto la máxima atención al interior, con espacio, lujo y equipamiento. En el primer caso su habitabilidad es similar a la de otros modelos de este tamaño, con cinco cómodas plazas y un amplio maletero. En este caso tiene un compartimento inferior muy práctico que permiten sumar 555 litros.

En cuanto a la calidad, Lexus sólo trabaja con proveedores de primer nivel, lo que se refleja en superficies de tacto mullido, tapizados muy agradables y ni una sola pega en cuanto a rigor en el montaje. El equipamiento también es amplio, incluso en esta versión ‘Corporate’ de acceso a la gama.

Es en la mecánica es donde Lexus sorprende. El NX cuenta con un motor 2.5 litros gasolina de 155 CV y uno eléctrico de 143 CV. La suma no es de casi 300 CV porque los motores no rinden al máximo de forma simultánea para favorecer el consumo, y por tanto su potencia máxima es de 197 CV. La tracción en esta versión es sólo delantera, lo que revierte en un menor consumo y emisiones, y la caja de cambios es automática permite un mayor confort de uso en el día a día.

Confort y eficiencia

En marcha, y viajando de Madrid a Valencia con cuatro personas y su equipaje permite un ritmo veloz con un consumo de unos 7,5 litros, alto debido a nuestro ritmo, pero nada elevado para este tipo de coche. Ya en Valencia el NX callejea con facilidad dado su tamaño, los amplios retrovisores o la cámara de visión trasera. Como los demás híbridos de Lexus, su batería no se recarga en la red eléctrica, sino en marcha y sin la intervención del conductor, lo que hace que para consumir y contaminar menos no tengamos que hacer ninguna acción adicional a conducir como en cualquier otro coche. Nos parece que este Lexus lo tiene todo, pero tenemos aún casi dos semanas por delante para probar todas sus cualidades y ver si su ecología es más práctica.

Recommended Posts