Híbrido, premium y japonés

Lexus es el protagonista de nuestra iniciativa #12MesesEléctricos en el mes de diciembre, y lo hace con su modelo más vendido en España: el CT200h -híbrido- en su nueva versión Sport Edition. El CT200h no es un modelo eléctrico ni un híbrido enchufable, sino un híbrido ‘convencional’, un modelo que, sin tener que recargar sus baterías mediante un enchufe, consigue reducir el consumo y rebajar drásticamente las emisiones.

Tecnología pionera

El origen del CT200h está en la tecnología de Toyota, matriz de Lexus. Toyota fue pionera en el ámbito de los híbridos con el primer Toyota Prius, una tecnología que, en al actualidad, se ha extendido a casi toda su gama y que consiste en un motor eléctrico alimentado por un conjunto de baterías que ayuda al motor de gasolina convencional en los arranques y en el uso en ciudad, reduciendo el consumo. Esta tecnología se transfirió a Lexus, de modo que, en la gama actual de la marca de lujo no hay ya versiones diesel, y toda la familia de modelos es híbrida o de altas prestaciones. El CT200h, por ejemplo, sólo tiene un motor, y se trata del híbrido de 136 CV que logra un refinamiento de alto nivel con respecto a los modelos con motor diesel de otras marcas, y con un consumo que, si bien no llega a los límites de los modelos de gasóleo, sí resulta francamente reducido para un coche de este tipo.

Consumos reducidos

Recogimos el CT200h en Madrid el jueves, y aunque no nos ha dado tiempo a rotularlo y fotografiarlo a fondo, la versión Sport Edition añade algunos toques más deportivos, como las llantas, retrovisores, techo y cromados exteriores pintados de color negro, de modo que el aspecto es más llamativo y vanguardista. El Sport Edition cuenta con un equipamiento ampliado que incluye por ejemplo la cámara de visión trasera o una gran pantalla multimedia, y que se suma la amplio equipo de serie y a al calidad del modelo.

Viajando de Madrid a Valencia con carga y con buen ritmo, el consumo fue de sólo 6,6 litros cada 100 km. Un consumo muy ajustado para un modelo que, precisamente en carretera, es donde menos aprovecha su condición de híbrido. En ciudad ya notamos que el consumo baja a un punto entre los 5 y 5,5 litros, y todo ello sin que tengamos que preocuparnos de la recarga, perfecto para los ecologistas más perezosos.

Ecología aparte, el CT200h es una excelente propuesta, es un modelo de alta calidad, buen espacio, muy equipado y con un precio competitivo que parte de los 29.500 euros antes de aplicar plan PIVE o descuentos, por lo que la tarifa final puede ser muy atractiva para un coche que permite reducir consumo y emisiones y disfrutar de un modelo premium de alta calidad, equipamiento y exclusividad.

Recommended Posts