Nueva lección de ecología

Dicen que uno de los problemas de los coches eléctricos es la ansiedad de los conductores ante la perspectiva de quedarse ‘tirados’ por la menor autonomía con respecto a un coche de gasolina o diesel. Por este motivo Renault ha modificado a fondo el motor eléctrico del Zoe, con un conjunto más compacto, más ligero, que mantiene las prestaciones y que consume menos que la versión anterior. ¿El resultado? Un coche con más autonomía y que, por tanto, genera menos ‘ansiedad’ en los conductores, ya que casi siempre queda batería de sobra para cualquier recorrido interurbano habitual.

Más autonomía

La autonomía homologada ha pasado de 210 a 240 kilómetros y, aunque parecen pocos, es casi un veinte por ciento más que antes. Esto se traduce en que, de forma habitual, la autonomía siempre es más elevada o tenemos que recargar el coche menos a menudo, según nuestro uso. En el día a día se nota, ya que en lugar de enchufar el coche a la red cada noche, podemos estar un par de días sin hacerlo y no pasa nada. Por ejemplo, si aparcamos en el exterior y está lloviendo, podemos dejar la carga para otro día.

Coches sin averías

Ya hemos comentado en ocasiones que los coches eléctricos apenas tienen averías. Sin embrague, sin caja de cambios, sin aceite ni líquidos que renovar y con un sistema de frenado que usa más el motor en reversa que los frenos, las averías y desgastes no aparecen. Lo que no esperábamos es que los coches como este se ‘auto-reparen’. Tras enganchar nuestro Zoe a un cargador rápido en el cuadro apareció un mensaje claro ‘Carga de batería imposible’ junto a una llave inglesa naranja que aconsejaba acudir al taller. Ahora bien, tras una llamada de teléfono nos informan que es posible que poste de carga y coche no se hayan entendido, pero que el sistema se resetea en diez minutos y la avería desaparece. Bajamos al coche y. ¡alehop!, ni rastro del aviso de avería y de nuevo a cargarlo.

Son detalles que gustan en un coche como este. Con respecto al Zoe que tuvimos hace ya 11 meses Renault también le ha dado un repaso al interior. El acabado es muy vistoso, con un plástico blanco brillante que parece porcelana y que da un aire muy lujoso y diferente al interior. Desde luego este ambiente tecno-ecológico es una de las cosas que más gustan en este coche.

Desde 12.700 euros

En marcha, el confort, la facilidad de uso y la rapidez son las protagonistas. Ahora empezamos los préstamos a diferentes personalidades y usuarios. Serán ellos los que respondan sobre las virtudes de este modelo, uno de los pioneros del mercado eléctrico. El Zoe tiene ahora un precio desde 12.700 euros, a los que hay que sumar un pago mensual por la batería que ronda los 100 euros, por lo que es perfecto para empresas y autónomos que puedan desgravar este gasto, ya que el coste eléctrico es de menos de 2 euros cada 100 km.

Recommended Posts