Muchos talentos ocultos

La semana con el Clase B eléctrico ha sido muy intensa. En general lo que más destaca es que no destaca mucho, es decir, que entre el tráfico pocos descubren que el coche es eléctrico… hasta que sepone en marcha en total silencio. Lo que más sorprende es como acelera y se mueve entre el tráfico, con tal potencia que ahora entendemos que los neumáticos, en lugar de ser de tipo ‘eco’, sean unos Continental Sport Contact muy deportivos.

¡A la playa!

Entre las pruebas de esta semana –no todas tienen cabida en la edición en papel- destacamos las de Juan Carlos Bretones y Antonio Martí . Juan Carlos es uno de los operarios encargados del control de calidad en la planta de carrocerías de Ford, y está familiarizado con la última tecnología en el automóvil, pero sobretodo sabe aprovechar al máximo el tiempo libre, y una de sus pasiones es el kitesurf. En una jornada con el Clase B pudo comprobar como el coche tiene autonomía suficiente para ir a trabajar a Almussafes, a la playa de El Saler a practicar kite y volver a casa sin que haya que preocuparse por el kilometraje, ya que en total no suma más de 40 kilómetros. “Me interesan los coches eléctricos porque en mis grandes aficiones, como el aeromodelismo o el ciclismo, los motores eléctricos tienen gran importancia. Es el tipo de motor que mejor aprovecha la energía y el suministro de la misma puede ser completamente limpia y ecológica”. Con estas premisas Juan Carlos destaca del coche “su potencia y aceleración, la suavidad de la conducción y la gran seguridad que transmite al volante. Me preocupan los ciclos que pueda tener la batería, pero con 8 años ó 100.000 kilómetros de garantía, estos temores debenestar cubiertos, así que sólo queda conducir y disfrutar ya que el coche, como diría entre amigos es una pasada”.

Antonio Martí es directivo de una importante compañía de seguros, además de gran aficionado al automóvil. En su garaje siempre ha tenido grandes berlinas de diferentes marcas, imprescindibles para recorrer cientos de kilómetros en viajes puntuales además de los del día a día, que le llevan de El Vedat de Torrent a la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Su opinión es, por tanto, muy valiosa como usuario y experto.

“Antes de ponerme a los mandos de este vehículo desconocía la existencia de un Clase B totalmente eléctrico. El único rasgo que lo parece diferenciar son sus retrovisores con carcasa azul y algunas molduras y embellecedores en el mismo color. Una vez dentro y adaptado el asiento y los retrovisores a mi estatura , la sensación que transmite es la típica de los últimos modelos de la firma: calidad, tanto percibida como real. La instrumentación, para un neófito en conducción de coches eléctricos, muy novedosa, lo que obliga a una re-lectura del manual de instrucciones. Pero el temor a la novedad en la instrumentación pasa muy pronto, gracias a lo intuitiva que resulta. Una vez en carretera, sus 180 CV se notan desde el principio, con unas recuperaciones sorprendentes y un silencio y confort de marcha excepcionales. Callejea como un pequeño utilitario y en vías abiertas no desmerece lo más mínimo. Las suspensiones, muy cómodas, transmiten sensación de seguridad entodo momento. Un asunto que puede inclinar la decisión para adquirir este vehículo es, además de su precio, su autonomía. Es una de las más altas del mercado –200 km. anunciados– ,y aunque no dispongamos de suficiente autonomía para un largo viaje , si que resulta muy indicada para desplazamientos cortos o interurbanos. Además, el modo de conducción que seleccionemos determinará unos kilómetros más o menos de autonomía. Realmente con un vehículo de estas características se disfruta en el día a día , con la única pega de estar pendiente de la carga nocturna. Es unmodelo que podría valorar como segundo coche para casa, donde la autonomía no es tan relevante, pero el precio es alto, incluso para un coche que va tan bien y tiene la calidad de este Mercedes”.

Recommended Posts