Un coche perfecto para el día a día

BMW Bertolín ha cambiado el i3 que teníamos a nuestra disposición. La primera unidad era un i3 con el motor de gasolina auxiliar ‘REX‘ o Range Extender, y nos pareció tan buena idea eso de contar con un motor-generador que hace que nunca nos quedemos sin batería que abogamos porque todos los eléctricos fueran así. Pero claro, con el mayor peso se consume más y también es más caro, así que, si bien el i3 REX sirve para ir al fin del mundo, el i3 eléctrico seguramente nos servirá para el día a día durante toda la vida.

Mantiene los 170 CV, las enormes prestaciones en aceleración y una autonomía entre 100 y 130 km. reales, que podemos mejorar usando los modos Eco Pro y Eco Pro+ de conducción. Pero más allá de eso nos encanta que este i3 se más básico, similar a lo que se va a encontrar un comprador que se gaste los 30.000 y pocos euros que cuesta una vez aplicada la subvención de 5.500 euros del Plan Movele.

No hay techo solar, la pantalla central es más pequeña, ya no hay cámara de marcha atrás -aunque sí cómodos sensores- la tapicería es normalita y las ruedas no tan grandes, pero igualmente llamativas. Nos gusta el color gris, que contrasta mejor con las piezas en negro del coche.

Esta semana ha sido entretenida. Lo han llevado varios compañeros, todos sorprendidos por sus prestaciones. A nosotros nos tocó el día de mayor aguacero en Valencia. Lluvia torrencial, alta potencia y ruedas pequeñas son un cóctel que puede dar pegas en cuanto a seguridad, así que dimos alguna alegría intencionada al acelerador para comprobar que los controles de seguridad actúan de forma conveniente.

La semana nos ha dado también para llevar a un niño al cole, y la silla encaja perfectamente en la parte trasera, donde hay dos anclajes Isofix. Ni que decir tiene que a los niños les encantan estos coches ‘diferentes’, y abrir la puerta trasera no supone mayor pega aunque haya que abrir la delantera para ello. El mayor problema es el maletero, pequeño y en el que no cabe un carrito plegado, una pega si utilizamos el i3 como segundo coche, lástima que la marca no haya hecho el coche un poquitín más grande.

También hemos notado que, si aprovechamos toda su potencia, la autonomía decrece con rapidez, pero en modo Eco Pro y conduciendo suave, sucede lo contrario, la autonomía se alarga, y así es como hay que conducirlo, con suavidad. Incluso la retención para recargar, que nos pareció mucha la principio -el coche incluso se para en las bajadas sin tocar el freno- ahora, tras unos días con el coche, nos parece adecuada.

Esta semana tendremos más pruebas y opiniones de este eléctrico, el más avanzado del mercado.

Recommended Posts