Primer paso hacia el futuro

El Volkswagen Golf GTE cumple su mes en la iniciativa #12MesesEléctricos rozando el sobresaliente por su excelente calidad, la facilidad de conducción y el hecho de que, a pesar de un precio alto, es el híbrido enchufable más barato del mercado. Además, si tenemos que medir el éxito de esta iniciativa por la cantidad de gente que nos pide y conduce estos coches, éste sería uno de los ganadores, sólo por detrás de los modelos híbridos de Porsche, los Cayenne y Panamera. Como en aquéllos, además de por el componente de curiosidad tecnológica, en el Golf hay una imagen de marca que hace que sea un coche muy atractivo.

Imagen ganadora

El acabado exterior deportivo y la curiosidad que despierta el enchufe en su frontal conectado a los cargadores de Gamesa que hay en nuestro diario han hecho que el Golf vaya de mano en mano de Teruel a Madrid, a Castellón o a Dénia pero, sobre todo, se mueva cada día en el entorno urbano de Valencia sin gastar ni una sola gota de combustible.

La recarga es sencilla, la batería, que anuncia 50 kilómetros de autonomía, supera los 35 en todos los casos, incluso con un uso exigente, y el coche se comporta de maravilla. Nuestro Golf está lleno de equipamientos futuristas que ya están disponibles en la gama: aparcamiento asistido con movimiento autónomo del volante, cámara de visión trasera, radar delantero con pre-aviso de colisión, una eficaz pantalla táctil o detalles como el freno del cambio automático que se mantiene en los semáforos.

Si no le damos un sobresaliente es porque hay detalles que mejorables. El primero es lo difícil que resulta ver la autonomía eléctrica en el cuadro de mandos, cuando debería estar siempre presente en la pantalla, tampoco incentiva al conductor a conducir de forma ecológica con gráficos al uso. Pero estos temas son menores, y lo único que de verdad echamos en falta es un poco más de autonomía eléctrica, que permitiría que casi siempre fuéramos en modo eléctrico.

El precio también es controvertido. La marca está anunciado su nuevo Golf Sport Edition por 16.600 euros, y este GTE cuesta de 33.000 euros en adelante. Es casi el doble, y aunque el GTE es un coche con mucho más equipamiento, un acabado deportivo y una mecánica híbrida de alta tecnología, no deja de ser una inversión muy importante en un coche compacto, aunque es el híbrido enchufable más económico del mercado y, por tanto, el coche más barato que podemos comprar para no contaminar, ahorrar y utilizar como coche único.

Con todas estas reflexiones el Golf nos dice adiós, pero el camino de Volkswagen parece marcado por este modelo. La marca ofrecerá en pocas semanas un Passat GTE en versiones berlina y familiar, y en pocos meses también un Tiguan GTE con similar mecánica. Son los siguientes pasos que harán de este modelo uno más de la gama y, a medio plazo, uno de los de mayor éxito. Estamos seguros.

Recommended Posts