Un Volkswagen ecológico y muy realista

Durante este mes de octubre el protagonistas de nuestros #12MesesEléctricos será el Golf GTE, el primer coche híbrido de Volkswagen y un modelo llamado a tener un importante protagonismo en el futuro de la marca. Hagamos un resumen rápido de su técnica. El Golf pertenece a la gama de vehículos ecológicos PHEV, es decir, Plug-in Hybrid Electric Vehicle, o coche híbrido enchufable. Esto significa que combina un motor convencional de gasolina con otro eléctrico con una batería que se puede recargar en la red. Con la batería cargada VW anuncia 50 kilómetros de autonomía, que en un uso real oscila entre 30 y 40 km. dependiendo de las prestaciones que exijamos al coche. Esto significa que este tipo de coche permitirá a la mayoría de los conductores europeos realizar sus desplazamientos diarios sin gastar gasolina y, una vez en casa, recargar el coche en un periodo máximo de 4 horas para volver a la carretera al día siguiente sin gastar, de nuevo, ni una gota de combustible.

Frente a un coche totalmente eléctrico, como por ejemplo el e-Golf, el GTE híbrido tiene una autonomía eléctrica mucho menor, pero la ventaja de contar con un motor de gasolina de 150 CV capaz de llevarnos, repostando gasolina, al fin del mundo, sin depender de que encontremos o no un enchufe en el camino.

Primeros kilómetros

Cogemos el Golf en Madrid, y ya hemos viajado hasta Valencia, realizado un viaje exprés de 300 kilómetros y numerosos trayectos urbanos. El consumo promedio viajando rápido fue de 7,5 litros. En cambio viajando con familia a un ritmo más tranquilo consumió 6 litros cada 100 kilómetros y, en el día a día consumió sólo electricidad. La batería carga unos 7 kilovatios cada vez que enchufamos, esto es, 60 céntimos por cada 40 km. aproximadamente. Un desayuno nos costará más que ir y volver al trabajo toda la semana.

Este conjunto técnico Volkswagen lo ha querido vestir de modelo deportivo, acertando al convertir un coche ecológico en muy atractivo. La versión se llama GTE, aunque realmente se debería llamar GTH o GT-Hybrid, para que el gran público entendiera mejor que se trata de un coche con motor eléctrico. En cualquier caso su aspecto es similar al GTI, con el mismo interior, grandes llantas, faldones muy deportivos y un alto nivel de equipamiento. La marca anuncia un precio en su web de 33.900 euros y un consumo de 1.5 litros cada 100 km. El precio es sin duda competitivo, pero algo caro para un Golf de cinco puertas, aunque el ahorro que tendremos en combustible y en impuestos terminará compensando. Lo que no tenemos tan claro es el consumo de 1.5 litros. Con las homologaciones puestas hoy en entredicho, recorrer los primeros 100 km si salimos con la batería cargada costará al menos 3 litros de combustible, y el resto de tramos de 100 km sin haber recargado la batería consumirá alrededor de seis litros.

Francamente atractivo

Con casi 1.000 km. podemos sacar más conclusiones. Para empezar su funcionamiento es muy suave, silencioso y ágil, y coincide en ello con casi todos los coches de este tipo, de los que ya hemos probado el Mitsubishi Outlander PHEV y los Porsche Cayenne y Panamera S Hybrid.

En cuanto a técnica, el coche siempre es de tracción delantera y cambio automático, con el motor eléctrico situado entre el motor de gasolina y el cambio de marchas, trabajando ambos motores en paralelo cuando es necesario y desacoplándose uno u otro bajo demanda. El comportamiento al volante apenas se modifica, ya que, aunque es más pesado debido a los 120 kilos de batería y el peso extra del motor eléctrico, al ir este peso en la parte baja del chasis el coche está más asentado.

Modelo futuro

En las próximas semanas ensayaremos a fondo todas las posibilidades de un coche que puede marcar la pauta de futuro para la marca ya que, con el embrollo de los motores diesel, lo lógico es que VW promocione más sus opciones eléctricas, y entre ellas el híbrido es el más apto para el gran público, aunque habrá que valorar su rentabilidad.

Recommended Posts