Campeón en autonomía eléctrica

Los #12MesesEléctricos siguen su curso, y tras el Nissan Leaf llega el turno al Kia Soul EV, iniciales de ‘Electric Vehicle’ o vehículo eléctrico. Como vemos, Kia ha apostado por la sencillez desde el mismo nombre del coche, y la verdad es que se agradece, como veremos más adelante.

Un coche con chispa

El Kia Soul tiene versiones gasolina, diesel y eléctrica. El modelo se lanzó en 2008 como monovolumen urbano para llegar a los clientes que buscan un coche compacto, económico y amplio, pero su éxito en Estados Unidos y su peculiar diseño hicieron que casi todos los fabricados se fueran para ese mercado, así que no es muy conocido en Europa ni, por tanto, en España. La segunda generación, lanzada el pasado año, repite el concepto inicial, pero con una nueva carrocería más moderna y llamativa, y ha introducido muchas mejoras, además de esta versión eléctrica de gran autonomía.

El eléctrico se reconoce con facilidad respecto a otros Soul porque se ofrece en una combinación de colores exclusiva. En nuestro coche es blanco y azul, y también puede ser en azul/blanco o negro/rojo. Además la parrilla está cerrada, ya que el motor eléctrico no tiene un radiador que refrigerar, y bajo esa parrilla está la tapa que alberga el enchufe de carga. Otros cambios de diseño son las llantas de color blanco y negro con un nuevo diseño, los logotipos ‘eco-electric’ o los pequeños detalles en azul en varios puntos del coche.

Mayor autonomía

El motor eléctrico del Soul rinde 111 CV, pero lo que destaca es su autonomía, de 212 kilómetros homologados, por lo que en uso real puede superar con facilidad los 150 kilómetros. ¿Cómo lo consigue? Con una batería más evolucionada, ya que es de polímero de iones de litio, que con respecto a las de ión-litio habituales almacena más energía y aguanta mejor los cambios de temperatura, así que se pierde menos energía en refrigerarla o calentarla. Así que el Soul puede cargar hasta 27 kilowatios por 24 del Leaf ó 21 del BMW i3, ambos eléctricos. Parece poca diferencia, pero es entre un 10 y un 25 por ciento más que la competencia. Además el Soul limita las prestaciones de su motor antes que sus competidores, con una máxima de 145 por hora que permite preservar al batería, y tiene soluciones sencillas para ahorrar como un climatizador que puede funcionar sólo en el lado del conductor o la calefacción por bomba de calor, de menor consumo que la eléctrica habitual en otros coches eléctricos.

Fácil de conducir

Apenas hemos tenido un breve contacto con el coche, pero nos gusta su sencillez. El cambio se maneja por una palanca similar a la de un coche automático, así que, aunque tiene sólo una velocidad, el uso es igual que en un coche ‘normal’. El resto de los detalles es similar a un coche muy equipado: entrada y arranque sin llave, cámara de visión trasera, climatizador, pantalla táctil, tapizado de cuero con asientos calefactables y ventilados. a pesar del aspecto austero el equipamiento es muy amplio.

La carga rápida con un cargador del estándar japonés (ChaDeMo), es de 30 minutos para un 80 por ciento de carga, pero este tipo de cargadores sólo están en los concesionarios de la marca y son caros de instalar en casa, así que mejor utilizar sólo el cargador convencional -y ahorrar los 3.000 euros de esa opción-, para cargarlo en 4 horas en una toma rápida o en 10 horas en casa.

Por menos de 16.000

Kia anuncia este modelo por menos de 16.000 euros con las ofertas actuales, pero implica el pago aplazado, por 99 euros al mes, de la batería, que termina siendo en propiedad en siete años.

Recommended Posts